Hace una semana que ​el sueco ​Zlatan Ibrahimovic, llegó a Los Ángeles para jugar con ​LA Galaxy de la MLS. Su primera semana en territorio estadounidense fue un éxito, llegó y en el aeropuerto había cientos de personas esperándolo, posteriormente pudo realizar su debut en el derby de la ciudad angelina, frente al LAFC, y con dos anotaciones le dio el triunfo a su equipo. 


De esta manera, Ibrahimovic inició su etapa en la MLS con el pie derecho, pero apenas es el principio. El jugador consideró que “todo ha sido muy positivo esta semana” y dijo que en este momento: “Estoy ajustándome a la filosofía del entrenador, del equipo y tratando de aportar en lo que soy bueno”.


Zlatan se dijo feliz en esta nueva etapa de su carrera futbolística: “Estoy feliz de ayudar, de devolver la confianza y de hacer lo mejor por el Galaxy y sus aficionados. Me siento de nuevo con vida”.


Acostumbrado a los reflectores, el sueco dijo no tener problema en continuar dando entrevistas a todos los medios: “Hablar con la prensa todos los días .. está bien, puedo manejarlo, no tengo problema”.