​​Zlatan Ibrahimovic tuvo un partido de calidad, como es habitual en él durante su estancia en la ​MLS, frente al ​Vancouver Whitecaps. Además de una asistencia, el delantero firmó un gol de gran factura para sentenciar el duelo.


"Ibra" recibió el balón en el corazón del área, se lo acomodó a su derecha y de media volea fusiló al portero rival.

Esta fue la cuarta anotación del sueco en la presente zafra de la primera división de Estados Unidos, la mayor cantidad entre todos los jugadores de la plantilla del conjunto de Los Angeles.