Fansided ES
Fansided

3 razones por las que es un error de los Medias Rojas haber dejado escapar a Jorge Soler en 2024

El jardinero llegó a un acuerdo con los Gigantes de San Francisco después de haberse salido de su contrato con los Marlins de Miami

Soler participó en el Juego de Estrellas de 2023
Soler participó en el Juego de Estrellas de 2023 / Megan Briggs/GettyImages
facebooktwitterreddit

Los Medias Rojas de Boston eran uno de los equipos interesados en Jorge Soler y muchos especialistas afirmaron que estaban cerca de firmarlo. Sin embargo, el poderoso bateador cubano decidió acordar con los Gigantes de San Francisco.

El jardinero se salió de su contrato con los Marlins de Miami para llegar a un acuerdo con los Gigantes de San Francisco por tres temporadas a cambio de 42 millones de dólares. Viene de una de las mejores campañas de su carrera con Miami.

A continuación, tres razones por las que los Medias Rojas se equivocaron al no firmar al cubano.

1. Viene de la mejor campaña de su carrera

Soler demostró que es uno de los bateadores con más fuerza de la Liga Nacional, con su buena campaña con los Marlins de Miami. El jardinero cerró la zafra pasada con una línea ofensiva de .250/.341/.512, 24 dobles, 36 jonrones, 75 carreras remolcadas y .853 de OPS. En un parque como el Fenway Park podía demostrar su fuerza con las dimensiones que tiene el estadio de los Medias Rojas de Boston.

2. Su capacidad para brillar en playoffs

Soler tiene grandes logros en su carrera. Es ganador de dos series mundiales, del MVP de la Serie Mundial y fue invitado al Juego de Estrellas de 2023. Los Medias Rojas necesitaban a un jugador de sus características en su lineup, para poder remolcar carreras en el centro del lineup. Boston ha sido un equipo muy tímido en esta temporada muerta y eso puede complicar las aspiraciones del equipo para la postemporada.

3. Su valor en el mercado

Para los números que dejó el año pasado, con 24 dobles, 36 jonrones y 75 carreras remolcadas, es un jugador relativamente económico, ya que firmó por una media de 14 millones por año. No iba a ser un problema para Boston pagar esa cantidad, por lo que fue un error no haber invertido en el jugador cubano, que también es un buen defensor de los jardines.