Fansided ES
Fansided

¿Cuáles son las opciones reales de Omar Vizquel de entrar al Salón de la Fama?

Hace pocos años Omar Vizquel parecía tener un caso fuerte para ser miembro del Salón de la Fama, pero los escándalos extradeportivos en los que se vio involucrado tras su retiro como jugador de MLB lo alejan cada vez más de una placa en Cooperstown

San Francisco fue uno de los equipos en los que jugó Omar Vizquel en MLB
San Francisco fue uno de los equipos en los que jugó Omar Vizquel en MLB / Focus On Sport/GettyImages
facebooktwitterreddit

Conforme se van conociendo las papeletas de votación para el Salón de la Fama de MLB, se constata que Omar Vizquel está cada vez más lejos de tener una placa en Cooperstown.

El venezolano que jugó por 24 temporadas en las Grandes Ligas con seis diferentes equipos - Marineros de Seattle, Guardianes de Cleveland, Gigantes de San Francisco, Rangers de Texas, Medias Blancas de Chicago y Azulejos de Toronto - sigue perdiendo terreno en las votaciones y el último reporte lo muestra con apenas 12.4%.

Ese porcentaje le permitiría al ex campocorto Vizquel permanecer un año más entre los postulados, pero es una muestra de cómo ha ido perdiendo fuerza su candidatura y certifica que la tendencia no se revertirá.

El ganador de 11 Guantes de Oro ha estado tratando de enmendar su imagen después de los escándalos que ahora le pasan factura, e incluso concedió una entrevista sobre el tema a un analista de renombre como Bob Nightengale. Pero el daño parece ser irremediable.

Vizquel llevaba un buen paso a Cooperstown cuando vio subir sus apariciones en las papeletas de votación del 37% en 2018 en su primera aparición a 42.8% en 2019 y 52.6% en el 2020. Pero luego vino la debacle y ha visto descender esas cifras a 49.1% en 2021, 23.9% en 2022 y 19.5% en 2023.

Un periodista venezolano, Juan Vené, ha proclamado por años que el antiguo torpedero no merece tener una placa entre los inmortales y en 2023 volvió a la carga con algunos argumentos para sustentar su creencia.

“El caraqueño jugó 24 años en las mayores, y sus últimos cinco fueron como utility, con promedio de bateo de .272, 404 bases robadas, OPS+ de 82 y un WAR de apenas 45.6, por lo que sus batazos fueron insignificantes. De acuerdo a las métricas, en esa larga carrera ha debido registrar un WAR mínimo de 57.9", escribió Vené en una columna. "Luis Aparicio dejó un WAR superior, de 55.9 en 18 campañas. O sea, seis menos”.

Vizquel nunca fue reconocido por su ofensiva, sino por una defensa que le ganó fama y que ha quedado grabada para la posteridad. Aunque eso tampoco impresiona a Vené: “Vizquel fue un buen jugador y quizás el campocorto más seguro en la historia del juego. Sin embargo, existe evidencia estadística de que su destreza defensiva puede estar sobrevalorada, la cual se manifiesta al recibir prácticamente muy pocos votos para el MVP en su carrera. Y sin títulos de Serie Mundial, es difícil presentar un argumento para que merezca el Hall de la Fama. Es decir, nunca fue un líder".

No son esas consideraciones las que tienen al venezolano casi descartado. Su condena es por la vinculación con varios problemas extradeportivos durante su etapa como técnico de ligas menores.

Aunque lo principal en la consideración para el Salón de la Fama son las habilidades del jugador y su aporte estadístico, el portal de MLB recuerda que “los cronistas también reciben la instrucción de considerar la integridad, espíritu deportivo y carácter de la persona”.

Un primer escándalo explotó en 2020, cuando The Athletic informó que la ex esposa de Vizquel, Blanca, lo acusó de violencia doméstica. El ex pelotero negó las acusaciones, pero estuvo bajo custodia policial en 2016 por un incidente en la casa de la pareja en Washington sin cargos legales.

Por si fuera poco, la MLB abrió una investigación sobre Vizquel por un incidente contra esta misma mujer en 2019 en la cueva de los Birmingham Barons, sucursal de los Medias Blancas.

Pero hay más. En agosto de 2021 Vizquel tuvo que responder a acusaciones de conducta sexual inapropiada que provinieron de un bat boy de los Birmingham Barons; un hombre con autismo. El caso se desestimó cuando las partes alcanzaron un acuerdo confidencial.

Estas faltas le costarán al campocorto el ingreso al Salón de la Fama, a pesar de los méritos de su legado dentro del campo, sus números, sus 11 Guantes de Oro y los incontables videos de sus jugadas de feria. De momento sus únicas opciones - por más que se ganara el derecho a volver a aparecer en las papeletas- son esperar que en su momento el Comité de Veteranos le dé una oportunidad de tener su placa.