Fansided ES
Fansided

¿Por qué los Marlins de Miami despidieron a Ozzie Guillén en 2012?

En 2012 Ozzie Guillén vio el fin de su carrera como manager de los Marlins de Miami, y el venezolano se animó a hablar de los motivos de su salida "por la puerta de atrás", como reconoció

Ozzie Guillén fue desvinculado de los Marlins de Miami en 2012
Ozzie Guillén fue desvinculado de los Marlins de Miami en 2012 / Jed Jacobsohn/GettyImages
facebooktwitterreddit

Ozzie Guillén se volvió noticia recientemente luego de que los Tiburones de La Guaria se alzaran como campeones de la Serie del Caribe. Sin embargo, el venezolano también recordó ante los medios por qué fue despedido en 2012 por los Marlins de Miami, hecho que fue un verdadero escándalo.

Todo comenzó cuando el entonces manager del equipo de la MLB dijo que admiraba a Fidel Castro, considerado como un dictador por muchas naciones, entre las que se encuentra Estados Unidos. Tras sus dichos, fue suspendido y rápidamente pidió perdón "de rodillas y con el corazón en la mano".

Larry Beinfest, que se desempeñaba como presidente de operaciones deportivas de los Marlins, expresó en aquel entonces: "No fue positivo para el equipo, no fue positivo para Ozzie" y agregó: "Fue una decepción, no hay duda de eso".

Tiempo después llegó el despido, sobre el cual hoy Guillén reconoció ante la prensa: "A mí me botaron por malo, no por el comentario que supuestamente hice y que lo mantengo vivo". También recordó: “El equipo de los Marlins era uno malo. Cambiaron a todo el mundo en junio, julio... ya yo sabía lo que venía".

“No soy un hombre que lleva las cosas del pasado. El mundo da muchas vueltas. No tengo nada en contra de los Marlins ni con su gente. Me dijeron que me habían botado por un comentario que supuestamente dije. A mí me botaron por malo. Por mala dirección. Es la verdad”, siguió diciendo el ex pelotero sobre lo sucedido hace más de diez años.

El nacido en Ocumare del Tuy dejó en claro además que no tiene ningún mal recuerdo de Miami, y que de hecho regresa cada vez que puede para compartir con amigos. El único momento que lamenta vinculado a esa ciudad "fue que me botaron y salí por la puerta de atrás”, detalló.

A pesar de lo vivido, el venezolano no cierra las puertas a volver a la Major League Baseball, aunque para eso explicó: “Tienen que poner un poco de millones de dólares al frente mío". De todas maneras contó: "Yo no estoy pendiente de dirigir en las Grandes Ligas. No me quita el sueño eso".