Fansided ES
Fansided

¿Por qué Messi es fanático de Newell’s Old Boys?

Lionel Messi nació en Rosario, la ciudad de Argentina que lo acercó a Newell’s Old Boys, el conocido equipo de fútbol que lo fichó en 1999, año en el que ya se postulaba a ser una estrella

Lionel Messi jugó por primera vez al fútbol en el club Newell’s Old Boys
Lionel Messi jugó por primera vez al fútbol en el club Newell’s Old Boys / JOSEP LAGO/GettyImages
facebooktwitterreddit

En algunas horas, Lionel Messi y el Inter Miami jugarán un amistoso con Newell’s Old Boys, uno de los equipos más conocidos de Argentina, su país natal y además el lugar donde el astro dio sus primeros pasos en el fútbol, cuando era un niño.

Leo nació en Rosario, una ciudad del centro del territorio, y es ese el motivo principal por el cual se hizo fanático del club, ya que por tradición familiar, estuvo siempre cercano al lugar. Es esta institución la que, junto a otra llamada Rosario Central, conforman el conocido como "Clásico Rosarino", que comenzó a disputarse en 1905.

En una entrevista con Jorge Valdano, Messi contó: “Con siete u ocho años, me acuerdo que iba con mi papá, mi tío y mis hermanos. Siempre íbamos a la platea", recordando su niñez en las instalaciones. Además agregó: "Si no era un partido muy complicado que pudiera terminar en lío, como un clásico, íbamos siempre que podíamos”.

En otra declaración la estrella fue consultada sobre la posibilidad de jugar alguna vez en Newell’s, y al respecto reconoció: "Fue un sueño que tuve siempre, desde chiquito y es algo que siempre lo tengo ahí, el poder jugar en el fútbol argentino. Desde chico iba a la cancha de Newell’s y yo quería estar ahí, pero hoy no depende de mi".

También recordó: "Obviamente que me encantaría, pero no es fácil, por todo lo que rodea volver a Argentina", situación que no sería fácil para la familia, teniendo en cuenta que Rosario está viviendo una situación complicada con el narcotráfico y no es un ámbito seguro en este momento.

Tanto el futbolista como su esposa Antonela Roccuzzo fueron amenazados varias veces por bandas narcos, y el club en cuestión siempre lo apoyó. Una vez le enviaron un mensaje a través de una bandera de varios metros de largo, en la que se leía: "Leo, sos el corazón de un país que te ama. Newell's está con vos".

En 1994 un pequeño Leo se incorporó a las inferiores del club rojo y negro, también llamado "leproso". Sus números ya comenzaban a impresionar debido a que anotó 234 goles en 176 partidos, y se perfilaba a ser seguramente una estrella de primera división, pero el destino cambió cuando le diagnosticaron un problema de crecimiento y emigró a España, donde inició la historia conocida por todos con el FC Barcelona.