Fansided ES
Fansided

¿Qué es la ERA en el béisbol de MLB y para qué sirve?

Aunque los analistas tienen varias herramientas de medición entre sus preferidas hay estadísticas “tradicionales”, como la efectividad, que siguen siendo las más usadas por los seguidores del béisbol para determinar la calidad de un lanzador y no es difícil de calcular

Los Dodgers tendrán de vuelta al líder en efectividad entre los lanzadores activos
Los Dodgers tendrán de vuelta al líder en efectividad entre los lanzadores activos / Brandon Sloter/GettyImages
facebooktwitterreddit

Aunque hay herramientas de medición más precisas como el WHIP y el WAR, los seguidores del béisbol de MLB suelen usar la efectividad como su primera opción cuando quieren evaluar a un lanzador.

La efectividad fue inventada por el escritor y estadístico Henry Chadwick, empezó a usarse en Grandes Ligas a mediados del siglo 19 y usualmente se menciona junto a la referencia del récord del serpentinero.

Sigue siendo la preferida del común de los aficionados porque es sencilla de comprender y de calcular. Entre las marcas históricas se destaca la efectividad más baja de una temporada, el 0.64 del zurdo Robert Keves en 1944 en las Ligas Negras, y la mejor efectividad de por vida en la historia del circuito, en poder del miembro del Salón de la Fama Ed Walsh con 1.81 en 14 temporadas con los Medias Blancas de Chicago y los Bravos de Boston.

¿Qué es la efectividad?

En inglés se consigue como ERA, las iniciales de Earned Run Average. La efectividad es el promedio de carreras limpias permitidas por un lanzador por cada nueve innings.

Lo primero que debe entenderse es que las carreras limpias son aquellas anotaciones que suceden sin la ayuda de un error o un passed ball. Evidentemente, la defensa juega un rol crucial, pero se trata de usar esta estadística para medir el dominio de un pitcher sobre los bateadores contrarios.

¿Cómo se calcula?

Para calcular la efectividad de un serpentinero hay que dividir las carreras limpias recibidas entre el número de innings lanzados y ese resultado se debe multiplicar por 9. Esta es la fórmula:

9 x CL/IP

Difícilmente en la era moderna un lanzador completa 9 innings, pero la estadística permite interpretar cuántas carreras permitiría en un partido. Mientras más baja sea, mejor, y su interpretación depende mucho del rol del serpentinero. Una efectividad de 3.00 es buena para un abridor, pero algo abultada para un relevista. También se calcula de forma colectiva.

Líderes en efectividad de la MLB en 2023

No es casualidad que quienes ocuparon los dos primeros lugares en efectividad en toda la MLB en la temporada pasada sean los ganadores del Cy Young, pues esta estadística es una de las que se considera a la hora de votar para este premio.

  • Blake Snell, Padres de San Diego  2.25
  • Gerrit Cole, Yankees de Nueva York 2.63
  • Sonny Gray, Mellizos de Minnesota 2.79
  • Kyle Bradish, Orioles de Baltimore 2.83
  • Kodai Senga, Mets de Nueva York 2.98
  • Justin Steele, Cachorros de Chicago 3.06
  • Kevin Gausman, Azulejos de Toronto 3.16
  • Logan Webb, Gigantes de San Francisco 3.25
  • Merrill Kelly, Cascabeles de Arizona 3.29
  • Luis Castillo, Marineros de Seattle 3.34

Líderes en efectividad de la MLB entre lanzadores activos

Como en el caso del WHIP (una estadística que suele estar relacionada), la realeza del pitcheo de Grandes Ligas aparece comandando la efectividad vitalicia. Entre los lanzadores activos acaba de salir del top 10 Corey Kluber, que anunció su retiro.

  • Clayton Kershaw 2.478
  • Jacob deGrom  2.528
  • Chris Sale 3.103
  • Max Scherzer 3.146
  • Gerrit Cole 3.166
  • Justin Verlander 3.240
  • Stephen Strasburg 3.245
  • Hyun Jin Ryu 3.275
  • Zack Wheeler 3.447
  • Sonny Gray 3.472