Fansided ES
Fansided

¿Quién convenció a Draymond Green de no retirarse de la NBA por sus problemas de conducta?

Draymond Green contó que pensó en retirarse, pero hablar con un alto ejecutivo de la NBA le sirvió para darse cuenta que debía seguir, a pesar de sus problemas de conducta, que le acarrearon muchas suspensiones

Draymond Green tiene un amplio historial de actitudes violentas en la NBA
Draymond Green tiene un amplio historial de actitudes violentas en la NBA / Nic Antaya/GettyImages
facebooktwitterreddit

Draymond Green es una de las figuras más polémicas de la NBA, debido a su amplio historial de pésima conducta, que lo llevó a pagar varios millones de dólares en multas. Por esto muchos creen que debería abandonar su carrera profesional, y de hecho lo pensó, pero Adam Silver, el comisionado de la liga, lo convenció de continuar.

El ala-pívot contó en el podcast The Draymond Green Show, que dialogó con el ejecutivo, al que le aseguró: "Adam, esto es demasiado para mí. Esto es demasiado y me voy a retirar", a lo que él respondió: "Estás tomando una decisión muy precipitada y no te dejaré hacerlo".

"Tuvimos una larga y excelente conversación, muy útil para mí. Estoy muy agradecido de jugar en una liga con un comisionado como Adam, que se preocupa más por ayudarte que por hacerte daño; ayudarte más que castigarte. Se preocupa por los jugadores", siguió contando la figura de los Golden State Warriors.

El último episodio que protagonizó Green fue el golpe que le dio a Jusuf Nurkic en el juego de su equipo contra los Phoenix Suns, del pasado 12 de diciembre de 2023. Pero este es un hecho más que se suma a su larga lista de agresiones, la mayoría de ellas registradas en videos.

Según informa el medio Spotrac, desde el 2012 hasta el momento, el estadounidense ha pagado un total de $2.701.603 en concepto de multas por agredir a un fanático verbalmente, hacerle a otro un gesto obsceno con el "dedo del medio", faltas técnicas, violar la regla anti-manipulación, intensificar un incidente entre otros jugadores, ejercer violencia explícita, entre otros motivos.

Stephen Curry, compañero del basquetbolista en los Warriors, habló con la prensa sobre lo que sucede y expresó: "Estoy aquí como un amigo y un apoyo para lo que sea que eso signifique", aunque aclaró que el jugador “no puede hacer lo que ha estado haciendo”, y por eso debe cambiar su actitud rápidamente.