Fansided ES
Fansided

Así fue el histórico Halftime Show del Super Bowl de Michael Jackson

Michael Jackson protagonizó el Halftime Show del Super Bowl de 1993, año en el que despertó la euforia de millones de aficionados y además cambió para siempre el status que ese espectáculo tenía

Michael Jackson sirvió de inspiración para muchos artistas con su Halftime Show
Michael Jackson sirvió de inspiración para muchos artistas con su Halftime Show / George Rose/GettyImages
facebooktwitterreddit

Todos los años los aficionados esperan el Super Bowl para conocer el nombre del campeón de la temporada de la NFL. Pero muchos, incluso fuera de Estados Unidos, ansían ver el Halftime Show, que convoca a estrellas de la música.

Nombres como los de Madonna, Katy Perry y Bruno Mars integran la lista de los elegidos para cantar durante poco más de 13 minutos. Pero hay un show que se volvió histórico y es el de Michael Jackson, quien para los analistas cambió la historia de este espectáculo.

El estadounidense (fallecido en 2009) aceptó la oferta de ser el protagonista del concierto del Super Bowl XXVII, que se realizó el 31 de enero de 1993 en Pasadena, California. Los equipos que lo disputaron fueron los Buffalo Bills y Dallas Cowboys.

El intérprete había decidido, según informan distintos medios, que iniciaría el show quitándose los lentes y así fue, aunque antes se lo vio apareciendo en distintas partes del estadio, usando para eso tecnología de punta en aquel momento. Con luces, humo y fuegos artificiales, despertó los gritos de todos con Billie Jean, el primer tema que cantó.

Vestido con sus clásicos zapatos negros y medias blancas, pantalón y camisa, el Rey del Pop se movió por todo el escenario acompañado de sus bailarines, quienes completaron la puesta para Black or White, otro de los éxitos elegidos.

El momento más emocionante llegó, como sucede en cada Super Bowl, al final, ya que Jackson deleitó con Heal The World, pero antes dijo: “Hoy nos levantamos juntos en todo el mundo uniéndonos por un propósito común de rehacer el planeta y llenarnos de felicidad, entendimiento y cosas buenas. Nadie debería sufrir, especialmente nuestros niños. En estos tiempos, debemos tener éxito. Esto es para los niños del mundo”.

El cierre tuvo como protagonistas a decenas de pequeños que representaban a distintas culturas del mundo, que cantaron con él. Detrás se desplegaba un globo terráqueo inmenso y cuando la estrella terminó con su presentación, el público aplaudió durante varios minutos sin parar, mientras él saludaba y alzaba a las criaturas, que llegaron hasta allí acompañadas de sus padres.