Fansided ES
Fansided

¿Por qué Alex Rodríguez y Manny Ramírez reciben votos al Salón de la Fama si usaron esteroides?

Tanto A-Rod como Manny comparten una coincidencia: tienen números para ser miembros del Salón de la Fama y han conseguido permanecer en las boletas, pero sus vínculos con el uso de esteroides los alejan de Cooperstown

Alex Rodríguez y Manny Ramírez no han sido perdonados por los cronistas de MLB
Alex Rodríguez y Manny Ramírez no han sido perdonados por los cronistas de MLB / Jim Rogash/GettyImages
facebooktwitterreddit

Todavía falta un par de semanas para que se conozcan los resultados de las votaciones para el Salón de la Fama de MLB y tanto Alex Rodríguez como Manny Ramírez pueden tener la certezas de que verán sus nombres en las boletas un año más.

Hasta el último reporte, los nombres de las ex estrellas de Grandes Ligas aparecen en más del 35% de las papeletas, por lo que superan ampliamente el 5% requerido para continuar en la pelea por la inmortalidad.

Si nos ceñimos a lo estrictamente deportivo, ni A-Rod ni Ramírez deberían tener dudas sobre sus credenciales para tener una placa en Cooperstown. Pero en ambos casos el obstáculo es el mismo: su relación con el uso de esteroides.

Y si este vínculo es un hecho público (ambos fueron suspendidos por uso de sustancias para mejorar el rendimiento), ¿por qué están entre los postulados al Salón de la Fama?

Básicamente, porque no están vetados como en el caso de Pete Rose. Cumplieron sus sanciones en su momento y eso no ha tenido otras consecuencias en términos legales. Pero además, es porque los cronistas reconocen sus méritos en carreras que fueron destacadas.

A-Rod jugó 22 temporadas y en su paso dejó estadísticas que le tienen entre los grandes jugadores de la historia. El ex campocorto y antesalista fue campeón de Serie Mundial con los Yankees de Nueva York en 2009, ganó 3 veces el MVP, tuvo 14 invitaciones al Juego de Estrellas y puede presumir de tener 10 Bates de Plata y 2 Guantes de Oro, además de un título de bateo.

Su WAR de por vida es de 117.6 y sus números vitalicios lo tienen entre los mejores de la historia (es top 5 con 696 jonrones y 2.086 impulsadas). También acumuló 3.115 hits, 2.021 carreras anotadas, 329 bases robadas, tuvo .295 de average y .930 de OPS.

Al dominicano Ramírez hay quien lo considera como uno de los mejores bateadores derechos de la historia. En 19 temporadas en Grandes Ligas tuvo 12 Juegos de Estrellas, ganó 9 Bates de Plata y un título de bateo, fue MVP de una Serie Mundial y conquistó dos anillos de campeón de la MLB, ambos con los Medias Rojas de Boston.

Al final de su carrera tenía 2.574 hits, 555 cuadrangulares, un average vitalicio de .312, 1.831 carreras impulsadas, .411 de OBP, .585 de slugging y .996 de OPS.

Son estas estadísticas los que han hecho que Rodríguez y Ramírez se mantengan en las boletas a pesar de los errores que cometieron. También son estas conquistas las que mantienen viva la esperanza de que en el futuro, el Comité de la Era Contemporánea revise sus casos y les dé una nueva oportunidad de redimirse y ser inmortales..

Para que eso ocurra, sin embargo, será clave ver el desenlace de casos similares, como el de Barry Bonds y Roger Clemens. Ambos astros salieron de las boletas sin ser exaltados al Salón de la Fama por las mismas razones: el uso de esteroides terminó siendo más fuerte que sus méritos en el campo.